Cultura

En la clausura de la Berlinale cineasta Dominga Sotomayor denuncia la crisis social en Chile en TV abierta para toda Alemania

En la clausura de la Berlinale cineasta Dominga Sotomayor denuncia la crisis social en Chile en TV abierta para toda Alemania

La cineasta Dominga Sotomayor tuvo la posibilidad de denunciar la crisis chilena para la audiencia televisiva alemana, en un país con 80 millones de habitantes.

La directora, que participó como jurado, habló en la clausura del festival de cine de Berlín, donde expuso en inglés su preocupación por la situación del país, especialmente las violaciones de los Derechos Humanos en Chile.

La ceremonia fue transmitida por la televisión abierta a todo el país, al concluir el principal evento cinematográfico del país germano.

"Estamos pidiendo dignidad"

"Me gustaría dar las gracias al festival por esta invitación y por poner un enfoque en Chile durante la Berlinale", expresó.

"En casa, mi familia, amigos y colegas están viviendo una crisis gubernamental que destierra la libertad a través de la represión y la violación de los Derechos Humanos", alertó Sotomayor.

"Mientras estoy aquí delante de ustedes, es mi deber decir que el pueblo chileno está pidiendo algo muy simple: estamos pidiendo dignidad".

"Seguiremos luchando por esto con urgencia y sin miedo", concluyó, al cabo de lo cual fue aplaudida por los asistentes del Theater am Potsdamer Platz, donde se desarrollaba el evento.

Entrevista

La presencia de Chile en la 70ª versión de la Berlinale fue especial, entre otras razones porque fue el País en Foco en el Mercado de Cine Europeo (EFM, por sus siglas en inglés), que se desarrolló paralelo al festival.

La presencia de autoridades de Gobierno generó manifestaciones durante la gala de apertura y frente al museo Martin Gropius Bau, el fin de semana último. En su interior colgó durante varios minutos un lienzo con la leyenda: "El Estado chileno viola, tortura y asesina a su gente", en inglés. Y la foto oficial de la delegación, incluido el subsecretario Juan Carlos Silva, se convirtió en un acto de protesta colectivo: hubo ojos tapados, una bandera de Wallmapu y carteles a favor de una nueva Constitución.

En este marco, Sotomayor, quien participó como jurado de la recientemente creada sección Encounters, señaló en una entrevista con este medio que el Foco en Chile era significativo "en un momento en el que nosotros tratamos de visibilizar cómo se violan los Derechos Humanos, y la represión brutal".

Al respecto, además añadió que estaba claro que "los medios tradicionales mienten". "No son un reflejo de lo que pasa", subrayó.

Al mismo tiempo, expresó que las redes sociales le parecían "peligrosas", "porque también hay un montón de información falsa. Es un arma de doble filo. Pero esta revolución fue una con medios que no conocíamos".

"Me imagino qué hubiera pasado en la dictadura si hubiéramos tenido la posibilidad de grabar con nuestros teléfonos cuando estaban torturando a un amigo al lado, ¿qué le hubiera pasado a esa generación? Ahora, si a un niño lo llevaban detenido, esa información ya estaba en nuestros teléfonos. Al mismo tiempo se ha democratizado la información y, si yo quiero decir lo que pienso, lo digo. Creo que la política volvió a la gente. Hay una sensación de que la política estaba como en otra esfera y de repente nos sentimos todos responsables de llevar este cambio sobre los hombros", indicó.

Condena alemana a Piñera

La crisis chilena no ha pasado inadvertida en Berlín. De hecho, en su página, la Cancillería alemana advierte a sus viajeros sobre la situación chilena, recomienda evitar las manifestaciones y señala que son usuales las protestas, huelgas, bloqueos y saqueos.

Además, Alemania ha sido el único país de la Unión Europea cuyo gobierno condenó las violaciones de los Derechos Humanos ocurridas en Chile durante el estallido.

El pasado 19 de diciembre, mediante un comunicado, Berlín condenó "enérgicamente" los hechos denunciados en un informe de la ONU.

En la ocasión, además pidió al Gobierno de Chile que involucre "a todos los sectores de la sociedad, incluidos los pueblos originarios, en la redacción de la nueva Constitución".