Cultura

La presencia chilena en el Festival de Cine de San Sebastián 2020

La presencia chilena en el Festival de Cine de San Sebastián 2020

De forma presencial pero con distintas medidas preventivas en marcha, del 18 al 26 de septiembre se llevará a cabo la edición 2020 del Festival de Cine de San Sebastián, en la que Chile estará presente a través de producciones nacionales que competirán en diversas secciones del certamen.

Entre las 143 películas confirmadas como parte del evento se encuentran "La Verónica", el segundo largometraje del realizador nacional Leonardo Medel; y "Visión Nocturna", el premiado documental de la directora santiaguina Carolina Moscoso, que competirán junto a otras siete obras latinoamericanas por el Premio Horizontes.

También participará, en la sección Perlak, "El agente topo", de Maite Alberdi, que tuvo su estreno mundial en Sundance. Este espacio, dedicado a "destacados largometrajes del año, inéditos en España, que han sido aclamados por la crítica y/o premiados en otros festivales internacionales", la hace candidata al Premio del Público Ciudad de Donostia / San Sebastián, otorgado por los espectadores que asistan al primer pase.

Otra directora chilena competirá en la sección Zabaltegi-Tabakalera, que busca dar espacio a nuevas miradas y formas en el cine, sin normas ni limitaciones de estilo o tiempo. Se trata de Dominga Sotomayor, quien estrena "Correspondencia", un mediometraje realizado en conjunto con la española Carla Simón (ganadora de un Premio Goya por Verano 1993) donde ambas intercambian imágenes de sus vidas y reflexionan acerca de temas como el cine, la familia, la herencia y la maternidad.

Una edición diferente

Con una disminución de 23 por ciento en el número de proyecciones en salas y 31% en la cantidad de películas, el Festival de Cine de San Sebastián ha decidido llevar a cabo su edición número 68 de forma presencial, continuando con el camino iniciado por el Festival de Venecia, que se alzó como el primer evento cultural de relieve en concretarse tras el inicio de la pandemia.

Según explican los organizadores, la situación les ha llevado a realizar cambios e implementar diversas medidas "con dos objetivos prioritarios: en primer lugar, crear un espacio seguro, y, en segundo, proponer una experiencia cinematográfica lo más agradable posible".

La reducción de aforos (entre 40% y 60%), supresión de dos sedes, venta online de entradas numeradas, desinfección de las salas de cine entre sesiones, uso obligatorio de mascarilla en todo momento y alfombras rojas sin público son algunas de las acciones que se tomarán.

Esta edición abrirá con el estreno mundial de "Rifkin's Festival", la nueva película de Woody Allen, cuya trama se desarrolla precisamente en este evento -llamado Zinemaldia en euskera-, al que asiste una pareja estadounidense que "queda enganchada del festival, así como de la belleza y encanto de España y la fantasía del mundo del cine". Una mirada al festival tal como fue hasta hace muy poco, pero que este año, inevitablemente, se vivirá de otra manera.