Cultura

Maite Alberdi: "Fue tan significativo volver a ver la película en salas"

Maite Alberdi:

Como parte de la sección Perlak, que reúne largometrajes que han cosechado éxitos en otros eventos dedicados al séptimo arte, "El agente topo" -de la directora chilena Maite Alberdi- se presentó en la 68ª edición del Festival de Cine de San Sebastián (SSIFF), donde logró un cálido recibimiento.

El nuevo documental de la realizadora de "La once" (2014) tuvo su estreno mundial a principios de este año en el Festival de Sundance y la respuesta de la crítica hizo crecer el interés por la película. Sin embargo, los planes posteriores cambiaron debido a la situación provocada por el Covid-19.

"El agente topo" respondió a la expectativa y se adjudicó el uno de los Premios del Público Ciudad de Donostia/San Sebastián.

"Es un honor recibir este premio para nosotras en San Sebastián. San Sebastián ha sido un festival muy importante para la película porque fue el inicio de nuestra coproducción con España, que ha sido un aporte creativo muy importante para esta obra", dijo Alberdi.

"Fue tan significativo volver a ver la película en salas, este premio del público es muy importante porque desde hace 8 meses que no nos sentábamos en una sala de cine a disfrutarla con gente y ayer fue un viaje muy conmovedor ver cómo el público se reía, se emocionaba con nuestra película, que es una invitación a reflexionar sobre cómo en las residencias de ancianos existía una pandemia anterior que es la pandemia de la soledad. ¡Muchísimas gracias al público por este premio!, agregó.

"Uno aprende de la recepción de los otros"

Tras su exhibición ante el público del festival vasco, Maite Alberdi conversó con Cooperativa sobre sus sensaciones al volver a un certamen con "algo" de normalidad.

"Desde enero no había tenido la oportunidad de verla en sala y uno como director aprende mucho de la recepción de los otros", dijo Alberdi.

"Estoy emocionada de que vuelva a tener una vida, a existir, porque obviamente se ha visto y he recibido comentarios, pero desde la interacción post película, online. El lenguaje no verbal de la sala es increíble, ese silencio incómodo cuando pasan los créditos y no sabes si van a aplaudir o no, sientes la lágrima, o en qué momento se ríen. Todas esas cosas nadie te las va a decir, solo puedes vivirlas", resumió sobre el momento en que se encienden las luces tras la proyección.

La directora regresó a San Sebastián tres años después de haber ganado un premio en el Foro de Coproducción Europa-América Latina que contribuyó al financiamiento de este proyecto. Aunque en un principio no tenía previsto viajar, el anuncio de que "El agente topo" será la película que representará a Chile en la carrera por los próximos Premios Goya la llevó a tomar la decisión de acudir al SSIFF.

La pandemia antes de la pandemia

El cuarto largometraje documental de Maite Alberdi cuenta la historia de Sergio, un octogenario que decide tomar, por primera vez en su vida, un trabajo como detective privado. Su misión es infiltrarse en un hogar de ancianos para investigar si la madre de una clienta está siendo debidamente atendida.

"Quería hacer un documental de cine negro pero terminó siendo un documental de observación sobre la tercera edad", narró la directora.

El cambio en el enfoque se debió al protagonista, Sergio Chamy, quien decidió que tenían más importancia las vivencias y las personas que conoció al llegar al hogar que el caso que le habían asignado.

Con toques de humor y grandes dosis de sensibilidad, "El agente topo" logra retratar el aislamiento y la soledad de las residencias de ancianos. Esta situación se hizo más evidente para muchos a partir de la crisis sanitaria global, pero Alberdi advierte que no era nueva.

"Las personas en el lugar donde estaba filmando ya vivían en una pandemia porque se morían solos, nadie iba a los funerales, estaban abandonados por años. La directora del hogar me decía que con el Covid empezó a llamar gente que llevaba 3 años sin ir a ver a sus papás", aseguró.

Realidad como ficción

Aunque por minutos pueda parecer que los entrañables protagonistas de "El agente topo" y los vínculos que se generan entre ellos son producto de la imaginación, Alberdi enfatiza que este trabajo es "un documental que imita a una ficción, pero es 100% real".

"Estas personas yo siento que son un tesoro. Y es él (Sergio) quien las va descubriendo y dedicándoles el tiempo, y cada personaje va floreciendo y uno va rompiendo el prejuicio", apuntó.

"Siempre hemos separado los géneros porque el documental se ha entendido como algo más informativo que te tiene que enseñar sobre la realidad, y la película de ficción como algo que te lleva más a la emoción, al entretenimiento y con una narrativa. Para mí -enfatiza- los documentales son películas y tienen que provocar exactamente lo mismo que una ficción, y el espectador tiene que ir a la misma experiencia, solo que se trabaja con materiales distintos. Mi desafío es transformar la realidad en una película".