Deportes

Pelea a combos, tina con cerveza y un auto perdido: así fue la fiesta del Chino tras ser 1° del ATP

Pelea a combos, tina con cerveza y un auto perdido: así fue la fiesta del Chino tras ser 1° del ATP

Marcelo ‘Chino’ Ríos, retirado tenista nacional, reveló desconocidos detalles de la fiesta que tuvo luego de coronarse como 1° del ranking ATP en 1998, luego de derrotar a André Agassi en el ahora Masters 1000 de Miami.

En entrevista con “Zoom, grandes momentos del deporte” de TVN, el extenista habló por primera vez de lo que ocurrió luego de su mítica victoria en el certamen estadounidense.

“Por primera vez en mi vida voy a contar lo que pasó después que fuera número uno”, comenzó relatando Ríos, antes de empezar a contar detalles de la jornada.

“Me acuerdo de que te daban un Mercedes, un auto. Voy al hotel y llené una tina con cerveza. Me pongo a tomar una cerveza. Llega mi papá, me parece que nos tomamos una cerveza y me dice ‘¿tú sabes lo que acabas de hacer o no? Eres número uno del mundo"”, partió indicando el ‘Chino’.

Tras eso, el ex 1° del mundo aseguró que “después me fui a un restaurante. Me acuerdo que Don Francisco me invitó. Parece que también estaba el dueño de Ripley. Estaba la familia, otro amigo y un tipo que yo no sabía quién era, que estaba en la esquina”.

“Cuento corto, tomando ahí, voy a hablar con la Giuliana en un teléfono público. Me agarro a combos con ese tipo, porque él me trató de decir que ‘qué me creía yo de ser como era, que no lo tomaba en cuenta, que estaba ahí’. Al final nos agarramos a combos”, agregó el ‘Chino’.

Sobre lo anterior, complementó: “Llegaron los pacos. Dije ‘puta el número uno malo, capaz que me lleven preso, se fue todo a la chucha’. Este tipo se va contra los pacos y lo llevan preso y a mí no me pasó nada. ¿Estaba en estado de ebriedad? Yo creo que sí, pero todo bien. Después me voy a acostar. Despierto y se me perdió el Mercedes. No lo encontraba y se perdió. ¿Qué iba a hacer?, se perdió no más”.

Luego, ante la consulta por el tiempo que se mantuvo en la cima del tenis, Ríos sostuvo que “reconozco que fui poco profesional, fui un anti profesional, porque esa es la manera que me enseñaban. Llegaba acá y el asado, la piscola, me gustaba pasarlo bien y quizás me jugó mal que a los 22 años ya estaba hecho económicamente”.

“Fui número 1 y empezaron todas mis lesiones. La espalda, la pubalgia, me rompí el tobillo, me sentía que no estaba físicamente bien, que no estaba con un equipo para estar número 1. La cagué siguiendo con Larry Stefanski y Manuel Astorga. Debería haber cambiado de equipo”, sentenció el ‘Chino’.