Deportes

Sin perder desde 1994: los All Blacks barrieron con Australia y alargaron notable invicto en casa

Sin perder desde 1994: los All Blacks barrieron con Australia y alargaron notable invicto en casa

Nueva Zelanda elevó sus prestaciones para barrer a Australia (27-7) este domingo en Auckland en el segundo test-match de la Bledisloe Cup, alejando las críticas surgidas por el empate concedido hace una semana frente a los mismos Wallabies (16-16).

Los All Blacks echaron un jarro de agua fría sobre el optimismo nacido en el lado australiano por el esperanzador resultado de la semana anterior en Wellington, en el primer test del nuevo seleccionador de los Wallabies, Dave Rennie.

Tras una primera mitad equilibrada (10-7 al descanso), los neozelandeses anotaron tres tries en 13 minutos y desplegaron una defensa de hierro ante la atenta mirada de un Eden Park abarrotado (más de 45.000 espectadores).

Luego de bloquear una segunda ola epidémica de coronavirus, el archipiélago neozelandés ha levantado sus restricciones sanitarias y puede permitirse acoger público, sin mascarilla.

Para conservar la Bledisloe Cup, que poseen desde 2003, los All Blacks solo tienen que ganar uno de los dos partidos entre ambos equipos en el Rugby Championship que comienza el 31 de octubre en Australia y en el que también enfrentarán a Argentina.

“¡Fue duro pero estamos muy felices!”, declaró el capitán neozelandés, Sam Cane. “Hubo mucha presión esta semana para un equipo relativamente nuevo y estoy muy orgulloso de la forma en que hemos respetado nuestra estrategia”.

“Ellos fueron mejores que nosotros esta semana, han elevado el nivel y nos han dominado”, opinó su homólogo australiano, Michael Hooper. “Estamos en fase de construcción. Nuestra confianza quedó un poco dañada hoy, pero nos levantaremos”.

Nueva Zelanda mantiene por tanto su supremacía en su jardín del Eden Park, donde lleva 44 partidos sin perder, desde 1994.

En cuanto a los Wallabies, llevan sin ganar en Auckland desde 1986 y en Nueva Zelanda desde 2001.

La selección triple campeona del mundo es la favorita para el Rugby Championship que da comienzo en dos semanas y donde no participará Sudáfrica.

Los Springboks, vigentes campeones del mundo y que no juegan desde su triunfo mundial en Japón en 2019, renunciaron el viernes a participar por las restricciones impuestas a los viajes por los gobiernos y para proteger la salud de sus jugadores.