Economía

Asimet opina que Gobierno "improvisa" con el reajuste de la jornada laboral y advierte impactos

Asimet opina que Gobierno

La Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), acusó que rebajar la jornada de 45 a 41 horas semanales aumentará el costo de las empresas, por lo que enviar la iniciativa sin una medida que compense el impacto negativo en productividad sería “sorprendente” y opinó que el Gobierno “improvisa” al respecto.

Dante Arrigoni, presidente del gremio, aseguró estar “sorprendido” frente al envío que el Gobierno hará del proyecto de ley que baja la jornada laboral de 45 a 41 horas semanales, sin que al mismo tiempo “piense en la industria y el crecimiento de Chile”.

A su juicio, no consideran “medidas que compensen la pérdida de productividad y el mayor costo que ello significará para las empresas”.

El dirigente enfatizó que en enero de 2018 la OCDE publicó un “peer review” sobre transformación productiva en Chile, llamando la atención que las políticas públicas “no tengan planes estratégicos”.

El sector consideró que es necesario un “pacto renovado entre el Gobierno, las empresas, la academia y la sociedad. Esto, que es habitual en las economías desarrolladas, no se hace en Chile, por el contrario, hoy en Chile se improvisa, y este proyecto es un claro ejemplo de ello”.

En relación a los anuncios del Ministerio del Trabajo sobre que esta iniciativa creará 350 mil nuevos empleos, Arrigoni dijo que no resulta convincente pues “el proyecto no aclara que será un costo adicional para las empresas, que bajará la productividad por trabajador y en consecuencia perjudicará el crecimiento”.

El dirigente empresarial reiteró la necesidad de que el país conjuntamente con el sector público y privado impulse la modernización del modelo económico, que debería significar “la reindustrialización del país”.

“Chile vivió por 35 años un ciclo virtuoso de crecimiento que está llegando a su fin desde hace algunos años; se trata de un fenómeno común en la historia de muchas economías, pero sólo las que mutaron su estrategia de crecimiento dieron el salto al desarrollo, las que no lo hicieron cayeron en la trampa del ingreso medio”, concluyó.