Economía

Farmacias independientes emplazan a que se exija a los médicos a recetar medicamentos sin marca

Farmacias independientes emplazan a que se exija a los médicos a recetar medicamentos sin marca

Las farmacias independientes, agrupadas en AFFI Chile y la Unión de Dueños de Farmacias de Chile (Unfach), se refirieron al estudio realizado por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que arrojó resultados preliminares sobre el mercado de los medicamentos.

El informe detectó que el 80% de los fármacos inscritos en el país no tiene alternativas bioequivalentes. Además, advirtió que los laboratorios realizan millonarias inversiones “para promover sus marcas entre los médicos, quienes recetan tales productos en vez de otras alternativas equivalentes y más baratas”.

En ese contexto, las farmacias independientes emplazaron a que se le exija a los médicos a recetar medicamentos sin marca y que se introduzcan más bioequivalentes en el mercado.

Las farmacias valoraron el informe de la FNE en relación a que “los medicamentos son un bien de primera necesidad y es urgente adoptar medidas que permitan a la población acceder a ellos a un menor precio”.

No obstante, expresaron que no pueden estar a favor de ninguna medida o recomendación que privilegie un modelo económico basado en la competencia por sobre aspectos sanitarios.

“Por eso rechazamos cualquier recomendación que vulnere estos principios, tales como modelos que pretenden ver ventajas económicas al prescindir de la presencia de Químicos Farmacéuticos en las farmacias (…)”, sentenciaron.

A juicio de estas farmacias es necesario enfocarse en promover medidas económicas claves, como la eliminación del impuesto a los medicamentos (IVA).

Piden más bioquevilantes y genéricos

Las farmacias independientes aseguraron que siempre han estado a favor de avanzar en la política de bioequivalencia.

Además, precisaron, la bioequivalencia asume que el precio de los genéricos bioequivalentes es superior al de los genéricos, pero inferior al precio de los productos éticos de receta dura.

“Hay que ser claros en esto, el bioequivalente compite con el medicamento de receta, que es el que realmente afecta el gasto de bolsillo de los chilenos, porque es intercambiable por él, no por un genérico. Por ende, los bioequivalentes jamás lograrán bajar el precio de los genéricos, si de los medicamentos de marca”, subrayaron.

Con el actual diseño de la política de bioequivalencia, las farmacias independientes opinaron que es muy probable que una serie de medicamentos dejen de estar disponibles en el mercado, “pues a los laboratorios productores no les interesará producirlos”.

“Es preocupante que por esta razón Chile ya esté viviendo uno de los más graves desabastecimientos en una extensa lista de medicamentos genéricos por quiebre de stock”, dijeron.

Sin marca

Por último, las farmacias independientes expresaron que es de suma importancia que se obligue a los médicos “a recetar medicamentos sin marca”.

“Hemos sido promotores de la receta por DCI, esto es, por su denominación común internacional, idea que está consagrada en el proyecto de Ley de Fármacos II y así acabar con la práctica de los laboratorios que invierten cifras superiores a US$200 millones al año, para promover sus marcas entre los médicos”, puntualizaron.