Economía

Más pobres y más pesimista: el drama de la clase media en los "Tiempos Mejores" de Piñera

Más pobres y más pesimista: el drama de la clase media en los

Dos datos que dejan en evidencia el drama que enfrenta la clase media en los “Tiempos mejores” de Sebastián Piñera se conocieron este lunes. Por un lado, un estudio de Libertad y Desarrollo constató el incremento de este segmento de la población, pero cada vez más empobrecido, lo que se suma a un derrumbe de la percepción de bienestar actual y futuro, sobre todo en los grupos menos favorecidos, según revela un sondeo elaborado por GfK Adimark.

Los datos ponen tarea al actual Gobierno que este miércoles lanzará su plan Clase Media Protegida, que la administración Piñera buscará posicionar como el “leitmotiv” de lo que resta de su gestión, y que el Ejecutivo define como “un sistema de apoyo para proteger y fortalecer a las familias chilenas”.

Según el mismo Gobierno, el plan apunta a estos sectores que “pero, que pese a todo este esfuerzo, trabajo y determinación viven en condiciones de fragilidad y reconocen que, sin los adecuados mecanismos de protección, existen situaciones que puede poner en riesgo todos su progreso y bienestar”.

Cada vez más clase media baja

De acuerdo al estudio del Instituto Libertad y Desarrollo ligado a la UDI, la clase media chilena pasó del 43,2 por ciento al 65,4 por ciento de la población en 11 años.

Sin embargo, la mayoría de este grupo socioeconómico tiene ingresos "relativamente bajos", porque el 63,1 por ciento de las personas de este grupo pertenece a una clase media baja. Considerando el total de la población, la clase media baja representa al 42,5 por ciento de los hogares del país, representando el grupo socioeconómico más grande.

Esta clase media baja “se encuentra cerca de los grupos más vulnerables y podría llegar a requerir un mayor apoyo, de manera que parece haber espacio para perfeccionar la oferta de programas dirigidos a entregarles mayor seguridad", señala el estudio. Los hogares de clase media baja -compuestos por cuatro personas- reciben mensualmente 1.252.041 pesos.

Bienestar a la baja

La vulnerabilidad de la clase media va de la mano con el índice de bienestar de la población, el cual de acuerdo al estudio elaborado por GfK Adimark, la Clínica U. de los Andes y Salcobrand, sufrió un desplome en 2019, descendiendo al 26%.

Esto implica una caída de 8 puntos porcentuales con respecto al año pasado (34%), la cifra más baja desde que se aplica el sondeo.

Asimismo, respecto al futuro no hay expectativas muy alentadoras, y se quiebra una tendencia al alza que venía desde 2016.

El estudio indica que bajó la proporción de quienes piensan que la situación venidera será mejor que la actual. Dicho indicador bajó al 53% (en comparación al 61% en 2018), y quienes consideran que la situación será peor suben al 7%, la mayor cifra desde que se realiza este sondeo.

Por nivel socioeconómico, la percepción más pesimista proviene justamente de la baja, con un 20%, mientras la clase media baja, o el segmento C3 como lo identifica esta encuesta, este indicador se ubica en 26%. En los otros segmentos de clase media, las expectativas son más positivas, llegando al 32% en los grupos C1 y C2.