Economía

Perú relanzará las concesiones forestales en la Amazonía para explotación de madera y otros fines

Perú relanzará las concesiones forestales en la Amazonía para explotación de madera y otros fines

Perú relanzará este año su programa de concesiones de bosques en la Amazonía para explotación de madera, ecoturismo, producción de frutas y conservación de especies, informó este martes el Servicio Nacional Forestal (Serfor).

El gobierno de Martín Vizcarra busca potenciar sectores económicos no tradicionales para estimular el crecimiento, entre ellos el forestal, aparte de los tres pilares tradicionales de sus exportaciones: minería, agrícola y textil, dijo el director ejecutivo de Serfor, Alberto Gonzales-Zúñiga.

El proyecto es concesionar unos 15 millones de hectáreas de bosques y, de paso, elevar el impacto del sector forestal en la economía, que hoy aporta apenas el 0,17% del PIB peruano.

“Es una cifra muy pequeñita, teniendo los recursos” forestales, dijo director del Serfor en rueda de prensa. “El aprovechamiento del bosque ha sido muy poco” en Perú.

Explicó que van a ser concesionados “bosques maderables y no maderables”. Estos últimos se destinarán al ecoturismo, a la conservación, o a la producción de frutos, como aguaje o castaña, que es el principal sustento de algunas comunidades indígenas amazónicas de Perú.

Asimismo, habrá concesiones de “bosque natural”, como de tierras destinadas a plantar árboles. “Los predios serán de todo tamaño, no solamente van a ser concesiones gigantes”, indicó.

Gran bosque

El 95% de los bosques de Perú se encuentran en la Amazonía. La selva constituye más de la mitad del territorio peruano, pero tiene escasa población, lo que dificulta la presencia del Estado y estimula la tala ilegal de especies cotizadas como caoba y cedro.

Perú lanzó en 2002 el programa de concesiones forestales, que abarcó 10 millones de hectáreas, pero no ha dado los resultados esperados.

“No se hicieron bien las cosas. De 10 millones, solo hay dos (millones de hectáreas) funcionando bien”, dijo Gonzales-Zúñiga. “Las otros ocho millones están funcionando mal o abandonadas”, explicó, porque no fueron adecuados los tamaños de los predios o los concesionarios escogidos.

Madera ilegal

El abandono favorece la tala ilegal, práctica muy extendida la Amazonía peruana, y “actualmente se estima que del total de la madera que se produce en el país, 40% es de origen ilegal”, según el Serfor.

“Si el bosque está no ocupado o es de libre acceso, inevitablemente es depredado”, expresó Gonzales-Zúñiga.

Perú cuenta con 18 millones de hectáreas de bosques, pero las exportaciones forestales alcanzan apenas 200 millones de dólares anuales.

En cambio, en el vecino país Chile, con una superficie similar, sumaron 6.838 millones de dólares en 2018, aunque bajaron a 5.37 millones en 2019, según cifras oficiales chilenas.

Según Gonzales-Zúñiga, el sector forestal peruano tiene potencial para aportar en unos 15 años el 4,5 o 5% del PIB peruano, lo que significa “multiplicar por 20” la cifra actual.