Economía

SMU donará alimentos que se sacan de las góndolas pero que siguen aptos para el consumo

SMU donará alimentos que se sacan de las góndolas pero que siguen aptos para el consumo

SMU y sus filiales Unimarc, Mayorista 10 y Alvi firmaron un convenio con la Red de Alimentos para la donación de mercancía y artículos de primera necesidad, que por protocolo ya no pueden ser comercializados, pero que aún son aptos para el consumo.

Los productos serán donados a personas en situación de vulnerabilidad.

La iniciativa -indicaron desde la empresa mediante un comunicado- forma parte de su compromiso de evitar el desperdicio de alimentos debido al impacto negativo que dicha acción genera en el medioambiente, ya sea en la utilización de agua, tierra, energía y otros recursos naturales en la elaboración de alimentos que finalmente no se consumen.

El gerente general de SMU, Marcelo Gálvez, explicó que “la donación de alimentos que no se comercializan es nuestra contribución concreta, desde la naturaleza a nuestro negocio, a la mitigación del cambio climático, como uno de los ejes de nuestra estrategia en materia de sostenibilidad”.

Prensa SMU
Prensa SMU

Lo anterior cobra relevancia teniendo en cuenta que casi un tercio de los alimentos que se producen no llegan a ser consumidos, produciendo pérdidas económicas de más de 1 billón de dólares al año, según datos estadísticos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FOA).

En tanto, un reciente estudio del IPCC, Panel Intergubernamental sobre el cambio climático, dan cuenta que entre el 8% al 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero producidos por el desperdicio de alimentos corresponde a productos desperdiciados.

Cambiar esa realidad es lo que apunta la Red de Alimentos, tal como explicó su gerente general María Eugenia Torres: “Nuestra labor es generar un triple impacto positivo. El social, al entregar estos productos a personas vulnerables; el medioambiental, al evitar la generación de gases de efecto invernadero producidos por la producción; y el económico, al impedir el desperdicio de los recursos invertidos en la elaboración de bienes”.

Dicho convenio permitirá cumplir las metas de Desarrollo Sostenible de SMU, en materias de producción y consumo responsable, acción climática y hambre cero.