Mundo

Demócratas acusan a Trump de tomar a los estadounidenses como "rehenes" para obtener su muro

Demócratas acusan a Trump de tomar a los estadounidenses como

La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, acusó el martes a Donald Trump de tomar a los estadounidenses como “rehenes” al perpetuar el “shutdown” que paraliza una parte de las administraciones federales hasta que obtenga fondos para construir un muro en la frontera con México.

“He aquí los hechos: el presidente Trump debe dejar de tomar a los estadounidenses como rehenes, debe dejar de inventar una crisis” migratoria y humanitaria en la frontera y “debe reabrir el gobierno”, dijo Pelosi durante una declaración transmitida en directo tras un discurso a la nación del presidente republicano desde la Casa Blanca.

Trump insistió este martes en erigir una barrera de acero en la frontera con México, con un costo de 5.700 millones de dólares, denunciando una “creciente crisis”, en un momento en que la parálisis presupuestaria se acerca a ser la más larga de la historia de Estados Unidos.

El presidente estadounidense denuncia desde hace varios días una “crisis de seguridad nacional” en la frontera con México ante el flujo de migrantes, mientras sus opositores lo acusaron de tener como “rehenes” a los estadounidenses.

“Hay una creciente crisis humanitaria y de seguridad en nuestra frontera sur”, dijo Trump durante en una intervención solemne desde la Oficina Oval de la Casa Blanca, la primera desde su llegada al poder.

En su discurso de nueve minutos, Trump dijo que los agentes fronterizos se enfrentan cada día a “miles de inmigrantes ilegales” que intentan entrar al país.

El “cierre” parcial del gobierno por una falta de acuerdo en el Congreso sobre el presupuesto afecta desde el 22 de diciembre a unos 800.000 funcionarios federales
que se ven obligados a quedarse en casa o a esperar el final del bloqueo para recibir su salario.

Trump exige el desbloqueo de 5.700 millones de dólares para edificar la barrera, mientras los demócratas insisten en oponerse al financiamiento de dicho muro, que consideran “inmoral”, caro e ineficaz.