Mundo

Detienen y confirman extradición de policía argentino en Francia por crímenes de lesa humanidad

Detienen y confirman extradición de policía argentino en Francia por crímenes de lesa humanidad

La gendarmería francesa detuvo este miércoles al expolicía argentino Mario Sandoval, reclamado por la justicia de su país por la desaparición de un estudiante durante la dictadura, horas después de que el Consejo de Estado diera luz verde a su extradición, que se realizará en un plazo máximo de siete días.

Sandoval, de 66 años, fue detenido por investigadores de una oficina a cargo de luchar contra los crímenes de lesa humanidad (OCLCH) en su domicilio en Nogent-sur-Marne
, un suburbio al este de París, anunció el ministerio del Interior francés en un comunicado.

Su extradición “es definitiva y se realizará en un plazo máximo de siete días”,
añadió el ministerio, poco después de que el Consejo de Estado, la máxima jurisdicción administrativa francesa, diera luz verde a su extradición tras una batalla judicial de 8 años.

Buenos Aires reclama desde 2012 la extradición de este expolicía para que responda ante la justicia argentina por el presunto secuestro y desaparición del estudiante Hernán Abriata en octubre de 1976.

Sandoval, de 66 años años, se exilió en Francia tras la caída de la Junta en 1983 y obtuvo la nacionalidad francesa en 1997,
lo que no impide su extradición ya que no era francés en la época de los hechos.

Hernán Abriata, estudiante de arquitectura, fue recluido en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los principales centros de tortura de la dictadura argentina (1976-1983), donde desaparecieron unas 5.000 personas, a menudo lanzadas desde aviones al Río de la Plata.

Entre las víctimas de los “vuelos de la muerte” figuran las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, secuestradas y asesinadas junto a fundadoras de la asociación humanitaria Madres de Plaza de Mayo, en diciembre de 1977.

Aunque Argentina sospecha que Mario Sandoval participó en más de 500 asesinatos, torturas y secuestros durante la dictadura militar
, se apoyó solamente en el caso Abriata para pedir la extradición porque existen una decena de testimonios que lo implican.

ARCHIVO | AFP
ARCHIVO | AFP

‘Altibajos’

“La noticia la estábamos esperando con mucha ansiedad. Y hoy se confirmó después de tantos años. Fue un camino muy arduo, con muchos altibajos, pero ya queda poquito para que pueda llegar a Argentina y sea juzgado con todas las garantías constitucionales que son las que no tuvieron todos los desaparecidos argentinos”, dijo a la AFP la hermana de Hernán, Laura Abriata.

Tras una larga batalla judicial, el gobierno francés dio luz verde a su extradición el año pasado, pero el antiguo policía, que niega las acusaciones y estima que de todas formas hay prescripción, había apelado al Consejo de Estado, última instancia administrativa en Francia.

La petición de extradición, presentada por Argentina en 2012, ya fue aprobada anteriormente por el Tribunal de apelación de París, y luego por el Tribunal de Casación francés, equivalente al Tribunal Supremo.

La ley impide extraditar a una persona cuando el crimen prescribió, pero la justicia francesa consideró que al no haber reaparecido la víctima, el delito se considera “continuo”.

Mario Sandoval, que teme no tener un “juicio justo en Argentina”, remitió inmediatamente el asunto al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) estimando que “Francia está violando sus compromisos europeos”, anunció el miércoles su abogado, Jérôme Rousseau.

El expolicía pidió al alto tribunal europeo “que ordene al gobierno francés no aplicar el decreto de extradición antes de que esta instancia tenga la oportunidad de pronunciarse sobre el recurso”, añadió Rousseau en una declaración.

No obstante, según dijo a la AFP la abogada que representa al Estado argentino, Sophie Thonon, este recurso “no frena la aplicación del decreto de extradición”.

En Argentina, donde la dictadura dejó 30.000 desaparecidos, más de 3.000 personas están acusadas en causas penales por crímenes de lesa humanidad desde la anulación de leyes de amnistía en 2003. Aún hay unas 600 causas en trámite.

El exdictador Jorge Videla, señalado en los juicios como el mayor responsable de los delitos de lesa humanidad, murió entre rejas en 2013.