Mundo

Estados Unidos denuncia informe de la ONU sobre ataque en Bagdad por "encubrir pasado de Soleimani"

Estados Unidos denuncia informe de la ONU sobre ataque en Bagdad por

Estados Unidos criticó este miércoles un informe de la ONU que señaló como ilegal el ataque de ese país que dio muerte a un alto general iraní en Irak y acusó al informe de encubrir el “infame pasado” del militar.

“Se requiere de un tipo especial de deshonestidad intelectual para divulgar un informe que condena a Estados Unidos por actuar en defensa propia mientras se encubre el infame pasado del general (Qasem) Soleimani como uno de los terroristas más mortíferos del mundo”, dijo Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos.

“Este informe tendencioso y tedioso socava los derechos humanos al otorgarle un pase a los terroristas y prueba una vez más por qué (Estados Unidos) tenía razón al dejar” el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, agregó.

Agnes Callamard, relatora especial de Naciones Unidas para ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, concluyó el martes que el asesinato de Soleimani en enero cerca del aeropuerto de Bagdad violó la carta de la ONU.

Según Callamard, Estados Unidos no presentó pruebas de que se estuviera planeando un ataque inminente contra intereses de ese país, y calificó el hecho como un “asesinato arbitrario”.

“Soleimani estaba a cargo de la estrategia militar de Irán, y de acciones en Siria e Irak. Pero a falta de una amenaza inminente que pusiera en peligro vidas, la manera de actuar de Estados Unidos fue ilegal”, escribió la relatora.

La experta independiente en derechos no se expresa en nombre de las Naciones Unidas, pero transmite sus hallazgos al organismo internacional.

El jueves presentará los resultados de su investigación ante el Consejo de Derechos Humanos, del que el presidente Donald Trump se retiró en 2018, alegando en parte un supuesto sesgo anti Israel de ese cuerpo.

El ataque con un dron que mató a Soleimani y también al comandante iraquí Abu Mehdi al-Muhandis, líder de los grupos paramilitares proiraníes en su país, fue ordenado por Trump luego de una escalada de tensiones entre Estados Unidos e Irán, país al que Washington ha castigado en forma unilateral con duras sanciones.

La administración del republicano fue condenada por parlamentarios, especialmente de la oposición demócrata, quienes dijeron que no existían pruebas de un ataque inminente para justificar legalmente el asesinato de un alto oficial iraní.

Soleimani comandaba la fuerza de élite Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, que lleva adelante operativos fuera de la república islámica, entre los que se incluye tareas de apoyo al presidente de Siria, Bashar al Asad.