Mundo

Estallan las protestas en Bolivia: incendian recinto electoral tras conteo de votos favorable a Evo

Estallan las protestas en Bolivia: incendian recinto electoral tras conteo de votos favorable a Evo

Un recinto electoral fue incendiado en el sureste de Bolivia la noche de este lunes, en medio de manifestaciones de miles de personas en varias regiones del país, tras divulgarse un sorpresivo vuelco de tendencia en los comicios favorable al presidente Evo Morales, reportaron medios locales y AFP.

Una turba enardecida incendió el frontis de la sede del tribunal electoral de la capital oficial Sucre, a unos 700 km al sureste de La Paz, en medio de gritos de “¡fraude!” y “¡Sucre de pie, nunca de rodillas!”, haciendo retroceder a la policía antimotines.

Tras un intenso enfrentamiento con policías, los inconformes mantienen una vigilia en el tribunal electoral, cuyos miembros abandonaron el lugar, según reportó el portal del diario Correo del Sur, de Sucre.

En Oruro (sur), cientos de jóvenes intentaron ocupar la sede del tribunal electoral, pero fueron dispersados con bombas lacrimógenas por la policía antimotines, según el portal Doble Impacto.

En Cochabamba (centro) grupos de manifestantes rompieron la valla perimetral del recto de escrutinio, pero fueron contenidos por la policía, reportó el diario Opinión.

Colectivos de Potosí (suroeste) iniciaron protestas en demanda de mayor fluidez en los registros, mientras Carlos Mesa, rival de Morales, anunció que no reconocerá el resultados electoral por “fraude”.

En La Paz, grupos de opositores protestaban en las calles acusando al tribunal electoral de urdir un fraude en favor de Morales, mientras los oficialistas reivindicaban la reelección del gobernante indígena en primera vuelta.

En medio de los incidentes, el rector de la principal universidad pública del país, Waldo Albarracín, quien lidera además un colectivo civil opositor, terminó con el rostro ensangrentado tras recibir un golpe, según relató a la prensa.

Horas antes, Mesa había denunciado que el gobierno y el Tribunal Supremo Electoral estaban fraguando un fraude para “eliminar el camino a la segunda vuelta” y llamó a la ciudadanía a defender el voto en las calles.

El ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, replicó afirmando que Mesa “de manera recurrente está convocando a la violencia, a la confrontación”.