Mundo

"Le princesito": la obra que conecta al Principito con el mundo Lemebel

Una obra que conecta al clásico "El principito" con el mundo del escritor Pedro Lemebel estrenará próximamente la compañía Godot en el teatro de La Aurora, en una mezcla de comedia y realismo mágico.

¿Que pasa si el Principito se viera obligado a vivir una vida promedio? ¿Y si resultara que no es tan inocente como alberga el imaginario colectivo? ¿Cómo resultaría? Esas son las preguntas que intenta responder este montaje, con un Principito visto desde la lente de Lemebel, peloteando entre la inocencia de la infancia y la crudeza de la adultez en un espacio marginal.

"La obra habla o intenta contar o adaptar el clásico a un lenguaje más en tono de las crónicas Lemebel y en un formato más ágil  para el público y para nosotros como lo es una fotonovela", adelanta su director, Héctor Palacios.

De esta forma, "Le princesito" se vale de utilizar el estilo de Lemebel a través de temáticas como de la bohemia, el travestismo, la marginalidad y el humor.

Trabajo previo con Lemebel

La novela infantil, escrita por el francés Antoine de Saint-Exupéry y publicada en 1943, se convirtió en un indispensable de bibliotecas y aulas escolares.

Su profunda reflexión sobre la vida, la naturaleza y las relaciones humanas la convierten en un clásico transversal pues, pese a que se cataloga como una obra infantil, su contenido trasciende edades.

"Tuvimos la suerte de trabajar directamente con Pedro Lemebel meses antes de su muerte, por ahí por noviembre del 2014, cuando estuvimos con uno de nuestros montajes insignes como 'Loco Afán'", comenta Palacios.

"Siempre nos  ha gustado mucho la onda Lemebel, sus personajes, su marginalidad citadina o el relato de sus crónicas", añade. "Al Principito le quisimos poner ese tono desviado y marginal, para acercarlo e intentar  conectarlo con el mundo Lemebel y los personajes de ciudad".

Principito travestil

Los personajes de la obra son un Principito travestil y bello, absorbido por sus deseos de la niñez, una rosa travesti, y un aviador algo perverso y seductor que cae en el enamoramiento de la belleza y niñez de este principito.

También un perrito zorrón, el gran ladrón citando de cerca algún presidente o un tirano reconocible, las travas de la  Divine y un hombre decadente que niega ser lo que es por esencia.

"La obra transita entre dos mundos muy extremos, el sueño y la realidad la esperanza y la decadencia, todo contado de forma muy poco convencional, con mucho humor negro y mucha crítica social", comenta Gabriela Sierra, actriz y productora de la obra.

Disco Divine

La obra además toma la crónica “La música y las luces nunca se apagaron” del libro "La esquina es mi corazón" (1995), que revisa el fatídico incendio de la discoteca gay Divine de Valparaíso, ocasionado por un grupo homofóbicos, el 4 de septiembre de 1993.

"Siempre el fascismo, con o sin sotana, está presente", advierte Palacios. "Lleva a  cometer actos de intolerancia, por renegar a veces de los que ellos mismos son o quieren ocultar, entonces más vale quemarlos vivos,  callarlos, que no existan".

"Ante esta crudeza todos estos personajes quemándose o ahogados por el humo, conservan ese humor tan de piel que les caracteriza, tan Lemebel e irónico", concluye.

Coordenadas

23 de agosto al 1 de Septiembre

Viernes y sábado, 20.30 hrs / Domingo, 20.00 hrs.

Entrada general: $5000

Teatro de la Aurora. Avenida Italia 1133, Providencia. Metro Santa Isabel

Ficha artística

ELENCO / Diego Andrés, Gabriela Sierra, Antonia Ferrandas, Benjamín Bou, Andrés Herrera, Simón López, Florencia Núñez y Mr. White.

DISEÑO GRÁFICO
Gonzalo Castro

DISEÑO INTEGRAL
Godot

FOTOGRAFÍA
Rodrigo Orozco

TÉCNICO
Kevin Moya

ADAPTACIÓN Y DRAMATURGIA
GODOT

DIRECCIÓN
Héctor Palacios