Mundo

Macron se da siete semanas para refundar el sistema de salud tras crisis por coronavirus

Macron se da siete semanas para refundar el sistema de salud tras crisis por coronavirus

A raíz de la promesa del mandatario francés de poner fin al empobrecimiento de los hospitales, el ejecutivo lanza una concertación de 7 semanas. Los trabajadores del sector de Sanidad exigen un aumento de los sueldos.

“Se me acabó el dinero, ¿puedo pagar con aplausos?” La broma que circula en las redes sociales francesas refleja el malestar de los trabajadores del sector de la salud, sobre todo de las enfermeras y los paramédicos que reciben todos los días a las 20.00 los aplausos de la población por haber estado al frente en la crisis sanitaria del coronavirus, pero cuyos sueldos no son suficientes.

En Francia, pasado el tsunami de pacientes con Covid-19, ha llegado el tiempo del reconocimiento al personal médico. El gobierno de Emmanuel Macron decretó que se le otorgará a cada trabajador del sector salud que ha estado en contacto con pacientes con Covid-19, un bono excepcional de entre 500 y 1.500 euros, además de una medalla.

Enfermeras increpan a Macron

Sin embargo, esos gestos del gobierno fueron recibidos con fuertes críticas por un grupo de enfermeras del hospital Pitié Salpétrière, donde el presidente Macron realizó una visita sorpresa el 15 de mayo.

En un video que se filtró en las redes sociales, se puede ver cómo las enfermeras increpan al jefe del Estado francés exigiendo no medallas ni primas, sino un aumento de los sueldos y más recursos. “Antes del Covid ya estábamos desesperados”, dijo a Macron una enfermera.

“Tuvimos que enfrentar la Covid para que Usted se diera cuenta que los hospitales están sufriendo. Somos la vergüenza de Europa. Carecemos de material”, denunció otra.

Al margen del encuentro, Macron y sus consejeros reconocieron que el plan para reformar el sistema de salud francés, diseñado antes de la epidemia, era insuficiente para mejorar la calidad de la atención médica y de las condiciones laborales en los hospitales públicos.

Lógica de rentabilidad

La lógica de rentabilidad, aplicada por el gobierno de Sarkozy en los hospitales desde 2007, y la política de austeridad dejaron la red hospitalaria francesa empobrecida. La remuneración de base de las enfermeras francesas son entre las mas bajas de los países de la OCDE. Y el propio director de la red hospitalaria de París APHP estima que sería necesario aumentar entre 15 y 20 % los sueldos de los paramédicos.

Ante esta situación, el ejecutivo francés propuso una gran concertación sobre el sector Salud, llamada “Ségur de la Santé”, en alusión al nombre de la calle donde está ubicado el ministerio de Salud. Cerca de trescientos representantes del sector están invitados a debatir desde este lunes hasta el mes de julio, de las inversiones necesarias para poner fin al empobrecimiento de los hospitales, como lo prometió el presidente Macron.

Además del aumento de los sueldos, un colectivo representativo de trabajadores de la salud exigió, en un manifiesto publicado en vísperas de la apertura de la consulta, negociar la progresión de las carreras médicas, rediseñar los planes de estudios de medicina, más camas de hospitales, acabar con las desigualdades geográficas y sociales de acceso a la salud. Y piden también reubicar en Francia la producción de medicamentos esenciales.