Nacional

Con 5 niños por aula: niños de Aldeas Infantiles SOS La Araucanía son los primeros en retomar clases

Con 5 niños por aula: niños de Aldeas Infantiles SOS La Araucanía son los primeros en retomar clases

En la región de La Araucanía, 20 niños bajo la protección de las Aldeas Infantiles SOS se convirtieron en los primeros alumnos del país en tener clases presenciales en el actual contexto de crisis sanitaria.

Se trata de un proyecto que busca fortalecer el desarrollo educacional de 20 niños de Angol en la provincia de Malleco, quienes asisten en tres jornadas, participando solo cinco niños por clase para respetar la distancia física; y para resguardar la salud de los niños y la comunidad, cada persona utiliza mascarilla y facial de acrílico.

Ivresse Jorquera, directora de la Aldea Malleco explicó que han dividido las jornadas para los estudiantes de pre-básica, básica y media.

“Señalar que nosotros tenemos tres jornadas de trabajo. En la primera jornada están los niños de básica, en la segunda jornada los preescolares, y en la tercera jornada del día están los de media, siempre acompañados de una profesional del área de la salud, una tens, que está a cargo de la sanitización de los espacios”, sostuvo.

Los 20 niños además utilizan todas las medidas de seguridad y distancia física, para evitar cualquier riego de contagio, contó.

“Solamente tenemos cinco niños por aula, lo que nos permite tener un espacio entre ellos. Ellos están con una mascarilla en todo momento, además con un protector facial de acrílico, con todo el resguardo necesario, lo que les permite a ellos también poder compartir, poder estar en una instancia distinta”, aseguró.

El programa cuenta además con un reforzamiento denominado “Aula en Casa”, para aquellos niños pertenecientes a Aldeas Infantiles SOS, que puedan recibir su enseñanza de forma remota.

Se espera también que en las próximas semanas se habilite otro colegio para clases presenciales en la comuna de Padre las Casas. Mientras tanto, en Carahue se hará una entrega mensual de una caja de insumos para impresión a tres centros comunitarios rurales, específicamente en la población Villa Renacer, donde entregarán un computador con impresora, además de bolsas escolares para los niños.