Nacional

Familiares de dirigente de Quintero insisten en que su muerte no fue un suicidio y anuncian acciones legales

SANTIAGO.- Este sábado, fueron más de 200 personas las que acompañaron el féretro de Alejandro Castro —el secretario del Sindicato de Pescadores S24 de Quintero que fue hallado muerto el jueves— en su camino al cementerio municipal. Con globos rojos y negros, y vistiendo un estricto luto, su comunidad lo despidió pronunciando su nombre.

Su muerte, que según la PDI y el Servicio Médico Legal (SML) se debió a una asfixia por ahorcamiento sin intervención de terceros, sigue despertando dudas en sus familiares y cercanos, quienes aseguran que no se trató de un suicidio.

La convicción es tal que han anunciado acciones legales para esclarecer las circunstancias de su muerte. "Se va a interponer una querella contra los responsables, esto es muy raro", afirmó a El Mercurio de Valparaíso Héctor Boye, uno de sus amigos.

"(El viernes) públicamente un detective de la PDI decía que no había posibilidad de participación de terceros; sin embargo, se dieron a conocer las amenazas que tenía en su contra Alejandro y si alguien ha sido amenazado y después está muerto, no es difícil inferir que lo mataron", añadió.

Adicionalmente se ha deslizado la posibilidad de solicitar una comisión investigadora especial por parte de algunos parlamentarios para aclarar la situación, para lo cual se elevaría una solicitud al Ministerio Público, según constata el periódico.

La denuncia del INDH


Por otro lado, el Instituto Nacional de Derechos Humanos presentó una denuncia ante el Ministerio Público por la muerte de Castro y solicitaron abrir una causa que la esclarezca.

"Lo hicimos considerando el rol de Castro como activo dirigente en el movimiento medioambiental de Quintero y Puchuncaví", afirmó el director regional del INDH, Fernando Martínez, a La Tercera.