Nacional

INDH: menor de edad en riesgo vital tras recibir impacto de bomba lacrimógena

INDH: menor de edad en riesgo vital tras recibir impacto de bomba lacrimógena

El Instituto Nacional de Derechos Humanos se mantiene constatando el estado de salud de un hombre de 35 años y una menor de 15, tras presuntamente recibir un golpe de bomba lacrimógena.

Según indicó el organismo en Twitter, ambas personas se encuentran internadas en la Posta Central, recinto donde la jefa de turno habría informado que el estado de salud de ambos es de riesgo vital producto del impacto.

Los hechos habrían ocurrido durante las manifestaciones registradas este martes en Plaza Italia, sin embargo, no esclarece si es que las víctimas estaban participando en dicha convocatoria.

Beatriz Contreras, jefa regional metropolitana del INDH, detalló que recibieron una denuncia particular sobre el estado de un hombre de 35 años impactado por una bomba lacrimógena, quien presenta una fractura craneal, lo que motivó que dos abogados del organismo se dirigieran a la ex Posta Central.

Una vez allá lograron constatar otros casos, como el de la menor de 15 años, junto a otras seis personas que tendrían lesiones de diversa consideración por la misma causa.

"Respecto de las demás personas, lo que recabaron los abogados es que también se trataría de personas que recibieron impactos de bombas lacrimógenas, todos en la cabeza, teniendo lesiones en mandíbula o cráneo. Estamos tratando de completar con la mayor información que podemos tener en estos momentos", señaló Contreras.

Por su parte, Andrea Rodríguez, jefa de turno de la ex Posta Central, agregó que "hay pacientes graves. Tres de ellos con lesiones graves de distintos tipos, con indicación quirúrgica. De acuerdo a los antecedentes que se recabaron, aparentemente fue durante las manifestaciones con objetos contundentes".

Sobre esta situación, José Miguel Vivanco de Human Rights Watch hizo un llamado a que "los carabineros responsables sean castigados", enfatizando en que estos tipos de lesiones se han repetido desde que la institución suspendió el uso de escopetas antidisturbios.