Nacional

Mujer acusa a pastor Gabriel Bonvallet como autor de constantes abusos sexuales

Mujer acusa a pastor Gabriel Bonvallet como autor de constantes abusos sexuales

Una querella por los delitos de abuso sexual -en grado consumado y en caracter de reiterado- fue la acción legal que Verónica Acuña interpuso en contra del pastor laico de la iglesia anglicana de Chile, Gabriel Bonvallet, debido a las constantes vejaciones que vivió durante su infancia. 

Las acusaciones, dirigidas al hermano menor del fallecido futbolista Eduardo Bonvallet, fueron narradas a T13 donde la víctima, hoy de 44 años, describió los episodios de agresión sexual que vivió en su propio hogar.

Cuando la hermana de Verónica Acuña tenía 19 años se casó con Gabriel Bonvallet. A los años de matrimonio se fueron a vivir a la casa que su padre tenía en la comuna de Vitacura.

Fue en ese momento que el supuesto abusador se integró como uno más de la numerosa familia y también comenzaron los abusos. "Durante toda mi infancia yo fui abusada sexualmente por mi actual cuñado de toda la vida", acusó. 

"El 90% de las noches él se ofrecía ir a acostarme. Todas las noches prácticamente. Yo no tengo recuerdos que mi mamá me fuera a acostar. Eso le excitaba en el fondo: acostarme, sacarme mi ropa, ponerme mi pijama. Todo el tiempo", recordó Acuña durante el reportaje. 

Ya en la adolescencia, la víctima mencionó otro ataque que sufrió en su hogar. De acuerdo a su relato, Bonvallet la tomó y la encerró en un baño. 

"Yo voy pasando y él me agarra. No era la primera vez, era normal. Ahí me abraza y me besa en la boca. Él tenía mucho olor a cigarro. Siempre me acuerdo de eso porque ese olor me quedó impregnado y esa imagen nunca se me fue. Me acuerdo hasta de la sensación de que me agarra y se me acercaba a sus partes íntimas", describió la víctima. 

Verónica Acuña reconoció que con los años, bloqueó parte de estos recuerdos. Por casi dos décadas fue a terapias sicológicas y psiquiatras para entender aspectos de su vida que ella no comprendía hasta que, como afirmó, con ayuda de profesionales, y en medio de una crisis que la obligó a estar internada, comenzó a revivir aquellos momentos y situaciones de abusos que incluso la llevaron a intentar acabar con su vida. 

Afirmó que nunca comentó a nadie de estos supuestos actos pues era solo una niña y no los entendía. Sin embargo, un día decidió contárselo a sus hermanos y a su hermana mayor y esposa de Bonvallet, quien en un principio la apoyó pero luego decidió cambiar de parecer. 

En una junta familiar, Verónica Acuña relató que Bonvallet negó todas las acusaciones. "El dentro de los comentarios dijo: '¿Y por qué soy yo?¿Por qué no la abusó otra persona'", recordó. 

T13 en reiteradas ocasiones intentó obtener la propia versión del pastor pero se negó. Será la justicia la que ahora deberá establecer la veracidad de los hechos que  expuso Verónica.