Nacional

Retiro de fondos de pensiones en Latinoamérica: países de la región evalúan la medida como «opción de bienestar» tras aprobación en Chile

Retiro de fondos de pensiones en Latinoamérica: países de la región evalúan la medida como «opción de bienestar» tras aprobación en Chile

En Chile el tema dividió las aguas y dio bastante de qué hablar pero, más allá de la discusión política, la aprobación del retiro de fondos de pensiones vio la luz como una medida -en palabras de algunos parlamentarios- "necesaria" en medio de la pandemia que ha golpeado el bolsillo, no solo de los chilenos que hasta ayer ya habían realizado más de 11 millones de solicitudes para sacar el 10% de las AFP. También en Perú, que hizo lo propio en abril y cuyos afiliados al sistema privado ya han retirado un total de US$5.500 millones.

La idea podría replicarse en la región llegando incluso hasta Colombia. Según una nota de Reuters, el país cafetero evalúa un plan para permitir que los trabajadores recurran a sus ahorros de pensiones privadas como "opción de bienestar" debido a los estragos económicos de la pandemia. De acuerdo al medio internacional, un proyecto de ley enviado al Congreso esta semana permitiría a algunos colombianos recurrir a hasta un 10% de sus ahorros para la jubilación.

"El proyecto busca un retiro parcial ante la crisis del Covid-19, que aplicaría única y exclusivamente para unos 8,6 millones de afiliados que aparecen como inactivos en los fondos de pensiones privados, que son generalmente personas desempleadas o independientes", dijo Harry González, representante a la Cámara por el Partido Liberal y uno de los impulsores del proyecto.

La medida está en discusión y el presidente Iván Duque se opone al plan apuntando, además, a que la colectividad de González no tiene suficientes escaños en el Congreso para aprobarlo sin el apoyo del Gobierno. Además, según Credicorp, cerca de 17 millones de colombianos están afiliados a fondos de pensiones privados. Y de estos, casi nueve millones no han realizado contribuciones en los últimos meses, debido a la recesión económica más fuerte de la historia del país.

Colombia está en medio del debate pero no es el único país donde podría llegar el retiro de fondos previsionales. Hace algunas semanas, el Gobierno brasileño señaló que también está evaluando permitir a los trabajadores realizar retiros parciales de fondos de pensiones. El secretario del Tesoro brasileño, Bruno Funchal, dijo el 17 de julio que el gobierno analiza la posibilidad de permitir a los ciudadanos del país retirar dinero de sus fondos de pensiones, como una medida de emergencia en medio de la crisis del coronavirus. "Sabemos que tiene beneficios, pero puede traer algunos costos", comentó Funchal en un evento en línea, sin ofrecer mayores detalles.

En Bolivia también suena la idea del retiro de fondos, sin embargo, todavía no se ha logrado un consenso entre parlamentarios para iniciar el trámite del proyecto de ley.

Advierten riesgos para las economías latinoamericanas

Suspenso. Mientras legisladores de toda la región analizan si los ahorros de pensiones pueden ayudar a los trabajadores a sobrevivir a la peor crisis económica en décadas, expertos consultados por Bloomberg plantean que existen riesgos. "Este es un alivio del flujo de caja, pero uno peligroso", dijo Catalina Tobón, directora de estrategia de inversiones del fondo de pensiones Skandia, a Bloomberg y añadió que "las pensiones deben ser sagradas y las personas están perdiendo décadas de interés compuesto".

"Si los fondos de pensiones se ven obligados a deshacerse de activos en medio de grandes retiros, es probable que vendan lo que sea más fácil de vender primero", indicó Daniel Guardiola, analista de renta variable de BTG Pactual. "Esta declinación probablemente obligará a las administradoras de fondos de pensiones a vender sus activos más líquidos: bonos soberanos y activos internacionales", añadió.

Cabe mencionar que a fines de 2019 los miembros latinoamericanos de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones tenían activos por valor de US$637.000 millones. Los fondos en Chile y México administraban cada uno más de US$200.000 millones, mientras que los de Colombia tenían US$86.000 millones y los de Perú, US$52.000 millones.

Credicorp Capital estima que los peruanos retiraron alrededor de US$5.700 millones en ahorros de pensiones, desde que se aprobó la medida. En este caso, las administradoras de fondos recurrieron a sus tenencias más líquidas, como depósitos bancarios y hasta ahora han evitado provocar una liquidación de acciones peruanas.