Opinión

Algo más que publicidad

Algo más que publicidad

Ya se ha vuelto una tendencia que cada vez que un país enfrenta una catástrofe o un escenario económico complejo, se despide a trabajadores o deshecha la publicidad o servicios externos asociados. En Chile, no es la excepción. Según informó la Dirección del Trabajo (DT) desde el 18 de octubre al 6 de diciembre del 2019, fecha que comenzó el estallido social, más de 100 mil trabajadores fueron cesados de sus cargos por “necesidades de la empresa”.

Y eso no es todo. Las empresas o agencias que prestan servicios externos de comunicaciones y marketing digital también se han visto fuertemente afectadas, producto que las marcas optaran por reducir o anular los servicios ante el temor de la reacción negativa que podría generar en el público promover sus productos en la situación país en la que nos encontramos. En otras palabras “no compartir la causa”.

Lo cierto es, que hoy en día estamos en un momento que no podemos darnos el lujo de seguir detenidos, y se hace imprescindible retomar la normalidad dentro de lo posible. A la larga, esto funciona como una cadena alimenticia. Si una empresa no promueve sus servicios, no vende. Si no vende, no puede pagar sueldos. Si no puede pagar sueldos, se producirá desempleo y desazón en las familias al no saber cómo llegar a fin de mes.

De hecho, la Cámara Nacional de Comercio (CNC) detalló que la caída de las ventas del sector se incrementó tras el estallido social en un 17,2%, siendo los bienes que no representan una primera necesidad las más afectadas, como son el caso de vestuario y calzado, artefactos eléctricos, línea hogar y muebles.

Las agencias de publicidad y marketing en tanto, han visto disminuir considerablemente sus servicios, viéndose en la obligación de desvincular personal para sobrevivir a las dificultades económicas que se les ha presentado, según detalló el estudio “Marketing y Comunicaciones” de la empresa Randstad.

Esto ha provocado que el desempleo en Santiago se disparara, llegando a un 8,8%, representando un alza de 1,4%, la cifra más alta de los últimos tres años.

Pese a estas negativas cifras, aún existe optimismo en la sociedad respecto a lo que nos depara el presente año. Así al menos lo reflejó el estudio Ipsos, donde a nivel global, el 81% de las personas considera que el 2020 será mejor que el año pasado en Chile.

En este sentido, es vital para el presente año lograr un entendimiento y concientización, no sólo de Gobierno y partidos políticos como muchos exigen, sino que también a nivel social. Muchas agrupaciones u organizaciones exigen respetar a quienes opinan distinto, pero a su vez, no respetan ni aceptan a quienes piensan diferente a ellos.

Es importante avanzar sin miedo, y comprender que más allá de una publicidad o un anuncio comercial, hay todo un equipo humano de profesionales, quienes dedican horas de su tiempo creando estrategias para ayudar a una empresa a lograr mayor visibilidad y ventas para su negocio, lo que la postre, no sólo beneficia a la marca, sino a miles o millones de trabajadores que dependen del éxito de la empresa para su bienestar laboral.

Las empresas por su lado, deben terminar con la idea que la publicidad y el marketing digital son prescindibles. Es cosa de ver y analizar la caída que han tenido las ventas en este último tiempo. ¿Casualidad? No. Ya es hora que empezamos a valorar y entender que esto no es un capricho, sino que un pilar fundamental en las ventas y funcionabilidad de una empresa.

Rodolfo Gasset Tapia, Director de Eyepro
Agencia de Comunicaciones y Marketing Digital