Salud

Ameba "come cerebros": Estos son los síntomas que produce la infección por Naegleria fowleri

Ameba

¿Qué pasó?

Cambios en el sentido del olfato o el gusto, fiebre, dolor de cabeza repentino y fuerte, rigidez del cuello, sensibilidad a la luz, entre otros síntomas son los que se manifiestan cuando una persona es infectada por la ameba asesina, también conocida como ameba "come cerebros".

De acuerdo a la Mayo Clinic, la infección Naegleria desencadena una "meningoencefalitis amebiana primaria", la cual es producida por la ameba, un organismo unicelular que se encuentra, comúnmente, en lagos de agua dulce, ríos y aguas termales.

La ameba, llamada "Naegleria fowleri" (de allí el nombre de la enfermedad), viaja desde la nariz al cerebro, donde provoca daños graves, a tal punto que las personas que la contraen mueren en una semana.

Otras manifestaciones

La instancia especialista en salud precisó que, cada año, millones de personas se exponen a la ameba que provoca esta condición, sin embargo solo algunas se enferman. Este hecho resulta un misterio para los funcionarios de la salud, quienes no saben el motivo por el cual unos se infectan y otros no.

No obstante, y lo que saben hasta el momento, es que se trata de una infección muy letal que pueda afectar tanto a niños como adultos, especialmente aquellos que nada con frecuencia o que practican algún tipo de deporte acuático.

Además de los síntomas que mencionamos con anterioridad, los especialistas precisan que las personas que se infectan con la ameba "come cerebros" también suelen experimentar después de 2 a 15 días contaminados lo siguiente:

  • Náuseas y vómitos
  • Desorientación
  • Pérdida del equilibrio
  • Somnolencia
  • Convulsiones
  • Alucinaciones


La Mayo Clinic insistió que estos signos y síntomas pueden progresar con rapidez, por eso la mortalidad tan pronta que ocasiona.

Factores de riesgo

Por otra parte, los expertos mencionan algunos factores que podrían aumentar el riesgo de infección por naegleria incluyen los siguientes:

  • Nadar en aguas dulces: la mayoría de las personas que se enferman han estado nadando en un lago de agua dulce en las dos semanas previas a ser diagnosticados con la infección. 
  • Olas de calor. La ameba vive en aguas cálidas o calientes.
  • La edad. Los niños y los adultos jóvenes son los grupos etarios más propensos a contraer la infección, posiblemente porque permanecen por más tiempo en el agua y son más activos en ella.