Salud

Ayuda a nuestro aparato respiratorio y digestivo: Estos son los beneficios que aporta la menta

Ayuda a nuestro aparato respiratorio y digestivo: Estos son los beneficios que aporta la menta

Aunque todos asociamos la menta con la higiene bucal y el frescor que produce en nuestros dientes; sus beneficios van más allá de esto. De hecho, no es sólo usada en la cocina para dar un toque especial a las comidas, también es muy buscada por las bondades que trae a nuestra salud.

De acuerdo al sitio del Ministerio de Salud de Chile, la menta es una planta originaria de las zonas templadas de Europa, África del Norte y China, y asilvestrada y cultivada en grandes cantidades en todo el mundo. Desde el punto de vista botánico es un híbrido de Mentha aquatica L. y Mentha spicata L.

Se reproduce a través de estolones y plantines; puede crecer ya sea en forma espontánea, o en terrenos baldíos, escombros, suelos ricos, húmedos, bien drenados y soleados, parques, etc, en zonas de clima templado con elevada luminosidad. Las semillas tienen muy poco poder germinativo debido a su carácter híbrido.

¿Cuáles son sus beneficios?

El sitio especializado en bienestar y salud Webconsultas sostiene que la composición de la menta hace de ella una planta con importantes propiedades saludables para nuestro organismo, sobre todo para el aparato respiratorio y el digestivo. De hecho, tan sólo su aroma posee la cualidad de refrescar las vías respiratorias y, al mismo tiempo, de estimular el apetito.

En este sentido, y en lo que respecta al aparato respiratorio, en los procesos gripales y otras enfermedades asociadas a las vías respiratorias es bueno tomar menta debido a que:

  • El ácido ascórbico facilita en gran medida la expulsión de la mucosidad.
  • El mentol presente en su composición es un potente descongestionante para las vías respiratorias, al mismo tiempo que regula la temperatura corporal.

En casos de asma o de otras enfermedades que llevan asociadas episodios de tos, el tinol –compuesto orgánico presente en la menta– funciona como un eficaz antitusivo natural.

Por su parte, en el aparato digestivo, la menta reduce la irritación intestinal, los gases y al mismo tiempo favorece el proceso digestivo al mejorar, entre otros, el funcionamiento del hígado. También reduce y evita los vómitos y los cólicos abdominales.

Salud bucal

Debido a su fuerte olor y sabor, la menta se emplea en casos de halitosis (mal aliento), sequedad bucal y para reducir la incidencia de caries y gingivitis, al igual que otras plantas como el eucalipto, la manzanilla y la equinácea.

La menta también puede utilizarse de forma tópica. Por ejemplo, diluyendo aceite esencial en agua, y aplicando sobre la zona en cuestión con una compresa se puede reducir los dolores de cabeza, de espalda, cervicales o musculares y tratar afecciones dérmicas como heridas, eccemas, picaduras de insectos, infecciones vaginales o hemorroides.

*Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.