Salud

Conoce cómo el colágeno protege tu armadura corporal

Conoce cómo el colágeno protege tu armadura corporal

El colágeno es una proteína estructural que se encuentra en el cuerpo y permite que nos podamos mover sin sentir dolores. Esta proteína funciona como el aceite que permite una amortiguación en el movimiento, pero con el tiempo su producción tiende a reducirse.

Como componente principal de los tejidos, el colágeno es vital para el buen funcionamiento de tendones, ligamentos, piel y músculos.

Los hábitos saludables protegen la reserva personal de colágeno en el cuerpo, aunque también se han logrado complementos médicos de esta proteína.

La mayoría de estos productos está hidrolizada, lo que facilita su absorción. Más allá de los apoyos externos, existen alimentos que aumentan la ingestión de colágeno, incluida la piel de cerdo y el caldo de huesos.

Los suplementos de colágeno estimulan al cuerpo a producir colágeno por sí solo, pero su administración debe ser únicamente los indicados por el especialista en una consulta médica.

Beneficios del colágeno

Mejora la salud de la piel: Cuando el colágeno falta, la piel se nota envejecida y se inician afecciones articulatorias, entre otras molestias. Sin embargo, varios estudios han demostrado que los péptidos de colágeno o los suplementos pueden ayudar a retrasar el envejecimiento de la piel al reducir las arrugas y la sequedad.

Ayuda a aliviar el dolor articular: La integridad de los cartílagos, que es el tejido similar al caucho que protege las articulaciones se protegerá con suplementos de colágeno.

Previene la pérdida ósea: Los huesos están hechos principalmente de colágeno, lo que les da estructura y ayuda a mantenerlos fuertes.

Podría aumentar la masa muscular: Entre el 1 y el 10% del tejido muscular está compuesto de colágeno. Esta proteína es necesaria para mantener músculos fuertes y esto incluye el principal músculo vital: el corazón

Se sabe también que esta proteína fortalece la estructura de las arterias, que son los vasos sanguíneos que transportan la sangre desde el corazón al resto del cuerpo. Sin suficiente colágeno, las arterias pueden volverse débiles y frágiles.

¿Qué comer para producir colágeno?

Hay alimentos que estimulan la producción de colágeno, como los pescados azules (atún, sardinas), y las carnes magras como el pollo o el pavo.

También los huevos son buena fuente de colágeno, así como el yogur, la leche desnatada y el queso. En el reino vegetal también hay fuentes de colágeno como el limón, la cebolla, la cúrcuma, los tomates, los pimientos y los frutos secos.

*Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.