Salud

Conoce por qué la aceituna negra engorda más que la verde

Conoce por qué la aceituna negra engorda más que la verde

Un aperitivo que se coló entre los antojos de cuarentena son, sin duda, las aceitunas. Este fruto del olivo se consigue de muchas formas: verde, negro, con semilla, deshuesado, con relleno o combinado con otros vegetales.

Nada más el consumo de las aceitunas se duplicó durante la tercera semana de confinamiento en España, junto con el chocolate, el vino, los frutos secos y la cerveza, según el Ministerio de Alimentación.

Alternar los antojos de media tarde con opciones como aceitunas, zanahorias y frutos secos, será mucho mejor que mantener una rutina fija de papas fritas y snacks.

Está comprobado que los compuestos fenólicos en las aceitunas y el aceite de oliva son potentes antioxidantes, capaces de proteger al cuerpo de los radicales libres y las toxinas.

Sin embargo, las aceitunas tratadas para el consumo son sometidas a baños de salmuera, lo que ayuda a ablandar su carne y a resaltar su sabor característico, pero agregan un golpe de sodio al organismo.

¿Cuál aceituna engorda más?

Las aceitunas son una excelente merienda, solo que como todo exceso, puede incluso sumar gramos a la báscula.

Según un artículo de El Diario.es, las aceitunas negras aportan más calorías que las verdes.

“Las aceitunas negras con hueso aportan 299 Kcal, 4 gramos de azúcares y 30 de grasas buenas. En cambio las aceitunas verdes con hueso aportan 166 Kcal, solo 1 gramo de azúcares y 16,7 gramos de grasas”.

La aceituna negra es muy jugosa, con la carne más blanda, pero posee más poder calórico pues en su estado aumentan sus azúcares y se disminuyen sus fibras solubles. La versión verde, originalmente más firme y amarga, requiere un tratamiento previo para poder ser disfrutada comercialmente.

Para estos días de cuarentena para prevenir el contagio por coronavirus, vale tomar en cuenta cuál aceituna podemos agregar a la lista de antojos y cuál dejaremos para algunas ocasiones.