Salud

Consejos para combatir el "estreñimiento de cuarentena"

Consejos para combatir el

Las condiciones del confinamiento han impactado de tantas formas, que hasta se han vuelto más comunes las demoras en las visitas al baño.

A este trastorno se le ha llamado “estreñimiento de cuarentena” pues se trata de una anomalía que no estaba presente en las personas que lo están padeciendo.

Los factores

"Todo comienza con el ritmo circadiano, el reloj biológico en el cerebro que regula el ciclo de sueño-vigilia cada 24 horas. El colon tiene su propio ritmo circadiano que se perturba fácilmente por la falta de actividad física, la falta de sueño, los cambios de hábitos alimentarios y el estrés”, explica el doctor Gaurav Patil, gastroenterólogo del Hospital Global de Mumbai, en India.

"Se cree que la duración normal del sueño es esencial para una función intestinal saludable", agrega Adeyinka Adejumo, MD, del North Shore Medical Center, Salem, Massachusetts (EEUU).

La relación con el estrés también ha sido documentada. “El estrés durante esta pandemia es normal y se suma a los problemas somáticos del eje intestino-cerebro. Debido a que el cerebro se comunica directamente con el intestino, el estrés en algunos las personas pueden causar diarrea, en otros causa estreñimiento", sostiene Patil.

Para la nutricionista venezolana Anna Molero, el estreñimiento puede estar condicionado a diferentes factores, como la función gastro-intestinal del paciente, al tipo de alimentación que está llevando, la actividad física que está realizando y al consumo de agua.

Recomendaciones

“Se establece una regla básica de dos litros de agua diarios pero será bueno que los pacientes no se limiten a esta cantidad, pues es un hábito que cuesta un poco, es mejor que, gradualmente, vayan incrementando su consumo de agua para eliminar las toxinas que se generan por las funciones biológicas propias del organismo”.


Molero, quien provee claves sobre nutrición intuitiva y alimentación emocional en @sannamente sugirió hacer un uso más consciente de los alimentos procesados y al mismo tiempo incorporar poco a poco vegetales crudos en los guisados, en las ensaladas y en jugos verdes, además de preferir frutas enteras más que los jugos.

Vegetales y frutas son una excelente fuente de fibra, un componente idóneo para reducir el estreñimiento”.

Agregó que reducir el consumo de carnes rojas, comer más pescados y carnes blancas también es positivo. “El consumo de yogur favorece la producción de bacterias beneficiosas para nuestro cuerpo, sin olvidar poner atención a la parte física. Debemos tener alguna actividad, como movimientos de estiramiento, hacer yoga o pilates, actividades que ayuden en la motilidad gastrointestinal”, destacó la dietista.

“Recomendamos 20 a 60 minutos de ejercicio aeróbico diario (que involucra los músculos centrales del cuerpo) hasta cinco días a la semana. El ejercicio afecta la motilidad del colon y mejora el tránsito intestinal. También libera estrés y, por lo tanto, mantiene el eje intestino-cerebro en línea”, precisó Patil.