Salud

Cuidado con algunos desinfectantes de manos: Estos son los componentes que no deben tener

Cuidado con algunos desinfectantes de manos: Estos son los componentes que no deben tener

Tanto en Canadá como en Estados Unidos se están revisando las listas de productos para analizar sus componentes asociados y definir su descarte.

De hecho, la Agencia Federal del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, conocida como FDA, publicó una "lista de productos desinfectantes de manos peligrosos" que incluye 130 variedades que deben evitarse porque pueden contener metanol, un ingrediente potencialmente fatal.

El metanol es una sustancia tóxica cuando se absorbe a través de la piel o se ingiere.

Actualmente la demanda de jabón, alcohol y desinfectantes de manos es alta, pero se deben leer las etiquetas y evitar los que contengan elementos que ya se están retirando de los grandes mercados.

Por ejemplo, se citan componentes como el triclosán, un ingrediente activo en algunos desinfectantes, si se usa en exceso, "contribuye a hacer que las bacterias sean resistentes a los antibióticos y matar las bacterias buenas".

Otro ingrediente de los desinfectantes de manos, el bisfenol, si se usa en exceso, puede ser peligroso ya que "puede causar trastornos hormonales, enfermedades cardíacas, infertilidad e incluso diabetes".

Según la FDA, si una persona come inmediatamente después de aplicarse desinfectante en sus manos, efectivamente recibirá una dosis doble del químico, una vez a través de la piel y la segunda al ingerirlo.

"El triclosán en cantidades mayores puede afectar la función inmunológica. Los atópicos o aquellos que tienen dermatitis o eccemas en las manos, la psoriasis palmar deben evitar el uso de desinfectantes para las manos, ya que las alteraciones de las células cutáneas existentes pueden agravarse", advierten.

Muchas personas tienen más confianza con el alcohol, pero también hay que seguir ciertas reglas.
Si la botella de desinfectante contiene al menos un 70 por ciento de alcohol, puede matar el 99,9 por ciento de los microorganismos en las manos en 30 segundos.

El desinfectante de manos con alcohol funciona mejor cuando lo frotas por todas las manos, asegurándote de colocarlo entre los dedos y en el dorso de las manos, no solo en las palmas.

El exceso puede causar resequedad, roturas y quitar a la piel sus aceites naturales, por lo que se debe cuidar el equilibrio entre higiene e hidratación.