Salud

El curioso modelo japonés educa para ser buenas personas

El curioso modelo japonés educa para ser buenas personas

La cultura japonesa tiene mucho que mostrar, tanto en su desempeño con las nuevas tecnologías como por sus estándares de producción.

En el área educativa, se puede decir que desde el pre escolar se da especial importancia al respeto, al cumplimiento de normas y a ser atentos con los demás. Con el tiempo, será mucho más fácil tratar con ciudadanos más educados y con mejores formas de expresar sus ideas.

Se trata del toku, que siempre ha sido un componente del plan de estudios japonés, y que fue elevado al rango de materia de instrucción por derecho propio hace unos años.

Según explica Colin PA Jones, profesor en la Facultad de Derecho en Kyoto, el Ministerio de Educación pone una vara alta al tratar de que los niños aprendan a apreciar la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto, el amor familiar y el valor de la moderación, la templanza y la honestidad.

En Japón es entonces una materia regular enseñar a desarrollar la propia individualidad; trabajar duro; buscar la verdad; ser corteses, amables, agradecidos, dignos de confianza, amigables, que acepten a los demás, respetuosos de las reglas y que valoren la justicia social.

"Probablemente me faltan algunas cosas, pero como pueden ver, tiene un alcance muy impresionante. Se trabaja desde la escuela para que los niños y jóvenes tengan una actitud de respeto y amor por su país, sientan asombro por las cosas bellas y respeten la naturaleza.

Jeffrey Hays, un educador estadounidense afincado en Japón, destaca que, luego de haber perdido entre 2,6 y 3,1 millones de personas por las guerras y de sufrir los efectos de dos bombas atómicas, la apuesta por la escolarización fue masiva.