Salud

Estudio indica que mirar una luz roja por tres minutos al día puede mejorar la vista

Estudio indica que mirar una luz roja por tres minutos al día puede mejorar la vista

¿Qué pasó?

Un nuevo estudio realizado por los científicos del University College de Londres, reveló que mirar fijamente una luz roja por tres minutos al día, puede mejorar significativamente la pérdida de la vista, sobretodo en personas mayores.

Los expertos aseguran que este descubrimiento puede aumentar la calidad de vida de miles de hombres y mujeres, al encontrar una solución casera a problemas de visión que pueden resultar costosos.

El estudio

El autor principal del estudio, el profesor Glen Jeffery (Instituto de Oftalmología de la UCL) dijo: "A medida que se envejece, el sistema visual disminuye significativamente, particularmente una vez que se superan los 40". "La sensibilidad de la retina y la percepción de color se comienzan a debilitar gradualmente mientras la población continúa envejeciendo", agregó.

A raíz de esto, los expertos plantean que una luz roja de onda larga podría detener o revertir este avance ya que ayudaría a reiniciar las células envejecidas al interior del ojo. ¿Cómo descubrieron esto? En una prueba de laboratorio preliminar empleada en ratones, abejorros y moscas. 

Esto porque los mencionados animales lograron, al ser expuestos a luz roja de alta densidad, generar células al interior del ojo que permitieron producir energía celular, y mejorar la función de la vista. 

La explicación precisa la dieron los científicos "todas la mitocondrias tienen características específicas de absorbencia de la luz, que influye directamente en su rendimiento. Cuando estas absorben ondas largas entre los 650 y 1,000 nanómetros, se mejora considerablemente el rendimiento de ellas en su interior". 

Resultados en humanos

Tras el prometedor resultado en animales, los expertos iniciaron la segunda fase de su experimento poniendo a prueba directamente la visión de los humanos. Por lo anterior, citaron a 24 personas, entre los que se encontraban 12 hombres y 12 mujeres de edades entre los 28 y 72 años.

Primeramente, analizaron la calidad de visión de cada uno, el comportamiento al momento de analizar diversas señales de luz y además, que fueran capaces de detectar diferentes colores. Luego de la evaluación preliminar, se le dio a todos los participantes una pequeña luz LED de color rojo que debían mirar durante tres minutos al día por dos semanas. 

Pasados los 14 días, los expertos informaron que las personas del rango que consideraron "joven" (28 a 40 años), no presentaron una mejora significativa a su condición, pero los mayores si notaron un cambio en la visión, que ellos mismos calificaron como una "mejoría sorprendente".

Para esas edades, la sensibilidad al contraste del color aumentó en un 20% en el transcurso del estudio. Ese grupo de edad también experimentó aumentos significativos en el "umbral de la barra", que corresponde a la capacidad de ver con poca luz. 

Frente a estos promisorios resultados, los expertos enfatizaron que "nuestro estudió demostró que es posible mejorar la visión que ha disminuido en individuos de edad, mediante la exposición breve a la longitud de onda de luz".

Faltan pruebas para demostrar seguridad

Si bien tuvo un auspicioso comienzo, faltan pruebas aún que demuestren que sean efectivas para los humanos y, lo más importante, que sean seguras. 

Es por lo anterior que la prueba de la luz roja para mejorar la visión tendrá que pasar por una prueba de seguridad independiente que asegure que no cause daño y que los beneficios se repliquen en diferentes personas, para tener la aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA).  

Sin embargo, los investigadores están esperanzados en que la prueba es segura, siendo uno de los mejores indicadores de esto que todos quienes se sometieron a la prueba "están a salvo", señaló Jeffery. "Si usa esto todos los días, no tenemos evidencia para decir que sea perjudicial", remató.