Salud

Protocolo de seguridad contra el coronavirus: Si recibió un paquete idealmente no lo toque ni lo abra por 72 horas

Protocolo de seguridad contra el coronavirus: Si recibió un paquete idealmente no lo toque ni lo abra por 72 horas

En momentos en que aumentan las compras on line y arrecian las medidas de confinamiento para detener la propagación del coronavirus, urge sumar medidas de contención, sobre todo donde la infección no parece aplacarse.

Un protocolo de seguridad acaba de publicarse en el Reino Unido a través de la web Germ Defense. Científicos y autoridades han sumado recomendaciones actualizadas sobre la pandemia, entre ellas la de no tocar paquetes que lleguen a casa.

Ben Ainsworth, miembro del Departamento de Psicología de la Universidad de Bath, explica que el COVID-19 se detecta de la misma manera que otros virus y hasta tanto no exista una vacuna, la higiene y el aislamiento es lo más afectivo.

Los investigadores instan a mantener paquetes sin abrir y sin tocar durante 72 horas en un armario provisional.

Como sabemos, este virus altamente infeccioso puede sobrevivir en las superficies duras como cartón, plástico o metal hasta por tres días, esto para que los posibles aerosoles se inactiven.

“Cuando el virus abandona nuestro cuerpo comienza a morir, así que incluso después de pasar un día, se hace mucho más débil que antes", precisan.

Además, Germ Defense pide desinfectar regularmente todas las superficies de alto contacto, como manillas de puertas, interruptores, manijas, mesas y controles remotos.

Los científicos son tan optimistas con los resultados de los protocolos de seguridad que se ha demostrado que si hay un enfermo de coronavirus en una casa, sus familiares podrían permanecer sin contagiarse.

"La mayoría de las personas piensan que si un miembro de la familia se enferma, entonces es solo cuestión de suerte no infectarse, pero hemos encontrado que quienes siguen las recomendaciones no se contagian o no son afectados gravemente”, agregó Lucy Yardley, profesora de la Unidad de Investigación de Protección de la Salud de la Universidad de Bristol.