Salud

Un excelente antioxidante: Mira todos los beneficios que aportan los arándanos

Un excelente antioxidante: Mira todos los beneficios que aportan los arándanos

En el mundo de los frutos silvestre, los arándanos es uno de los que más destaca y que se lleva casi todos los honores, gracias a las propiedades que lo componen.

Este pequeña fruta -azulada o roja- no sólo destaca por su alto contenido en antioxidantes, también está compuesto por una cantidad de vitaminas, fibra y minerales que contribuyen a mantener nuestra salud.

Estudios realizados en la Universidad de Clemson y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos lo califican como el alimento de mayor poder antioxidante entre 40 vegetales analizados.

Tienen alto contenido de fibra/ Foto referencial Pixabay 

¿Cuáles son sus propiedades?

Los investigadores encargados de la pesquisa precisaron que el poder antioxidante de los arándanos proviene de la combinación "de sus ácidos orgánicos y las 15 antocianinas que les confieren su peculiar color (entre las que destacan la mirtilina, la cianidina, la delfinidina, la malvidina, la peonidina y la petunidina)", consignó La Vanguardia.

Además, contienen flavonoides, taninos, y una amplia diversidad de minerales esenciales como el manganeso, vitamina C y varias vitaminas del grupo B. Sin olvidar que, de acuerdo a la Federación de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), es un alimento libre de grasas y sodio.

¿Cuáles son sus beneficios?

Partiendo de su composición, los arándanos brindan múltiples beneficios a nuestra salud. Son un gran aliado para nuestra vista y para prevenir enfermedades degenerativas como los ojos de cataratas.

Son un excelente antiinflamatorio, contribuyen a prevenir enfermedades cardiovasculares, retrasan el envejecimiento, combaten infecciones urinarias, protegen los vasos sanguíneos y previenen el estreñimiento.

Los puedes acompañar en tud desayunos/ Foto referencial Pixabay 

Según el sitio Psicología y Mente, los arándanos son un aliado en la prevención del cáncer. Algunos estudios han concluido que el consumo de esta fruta puede ayudar a combatir el riesgo de proliferación de células cancerosas cuando estas son pocas y, además, lo hacen sin dañar otras células.

Gracias a su poder antioxidante, esta fruta previene las enfermedades neurodegenerativas. El ácido gálico que contiene juega un papel muy importante en cuanto a la función neuronal, pues previene el deterioro cognitivo y el desarrollo de ciertas enfermedades degenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.