Tecnología

NASA arregla robot atascado en Marte con una "vieja confiable" técnica: le pegaron

NASA arregla robot atascado en Marte con una

Cuando se trata de arreglar una máquina averiada, hay una vieja confiable técnica que nunca le falla a nadie: darle un golpe.

Ni siquiera le falla a la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos).

Y es que el organismo astronómico norteamericano arregló así un problema que presentó su robot InSight, que actualmente está explorando Marte.

En el planeta rojo, el dispositivo debía usar su sonda de calor, conocida como “mole” en inglés, para penetrar el suelo marciano y poder medir la temperatura bajo la superficie del planeta.

Pero su plan se vio frustrado en febrero de 2019, cuando la sonda empezó a excavar… y se atascó. Algo bajo la superficie impedía que siguiera avanzando, y no sabían qué era, porque no podían verlo.

Al parecer, la complicación se debía a la falta de fricción en el suelo, lo que es necesario para excavar, reportó la cadena CNN.

Con el paso de los meses, implementaron algunas ideas para solucionarlo, sin resultados exitosos.

Hasta que en febrero de 2020, un año después, decidieron recurrir a la técnica más simple de todas. Así lo anunció el propio robot InSight en ese entonces, en su cuenta en Twitter: “Mi sonda robótica tiene dificultades para llegar bajo tierra, así que intentaré algo que nunca pensamos que haríamos: la voy a empujar con mi brazo robótico mientras taladra. Esto se demorará varias semanas”.

La punta del brazo robótico tiene una pala, la cual se encargó de pegarle a la sonda en la parte de arriba para que avanzara.

El tiempo ha pasado, y finalmente hace unos días la NASA anunció que la idea había sido un éxito: “buenas noticias desde Marte, ¡nuestra nueva propuesta de usar el brazo robótico para empujar la sonda parece funcionar!”.

La NASA explicó en su sitio web que no habían querido pegarle a la parte superior de la sonda porque la maniobra podría dañar el instrumento fácilmente, ya que en ese lugar sobresale un cable que le entrega energía y transmite datos a los científicos.

Al final usaron esta técnica porque no les quedó otra opción.