Vida

"No era sencillo decirle que no a Pablo Escobar": El presunto vínculo entre Chespirito y el narcotraficante

"No era sencillo decirle que no a Pablo Escobar, y menos cuando el resto del elenco iba casi al completo", fue la confesión que realizó hace cinco años el actor mexicano Carlos Villagrán, interprete de "Quico" en El Chavo del 8; quien, además aseguró que Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como "Chespirito" tenía un vínculo con el narcotraficante colombiano.

Según el medio argentino Gente, Villagrán aseguró que Pablo Escobar Gaviria llegó a pagar grandes sumas de dinero a Gómez Bolaños para que participara en sus fiestas privadas.

El siempre recordado "Quico" sostuvo que el resto del elenco que conformaba el programa también eran invitados a estas reuniones. De hecho, el pasado jueves 30 de julio, el actor de 76 años de edad aseguró que rechazó un millón de dólares que le había ofrecido el narcotraficante, mientras se encontraba de gira en Colombia.

"Yo me ubicaba en el hotel Tequendama de Bogotá. Me llamaron de recepción y me dijeron que tres hombres querían hablar conmigo. Pensé que eran periodistas y dije que suban", relató Villagrán.

Posteriormente, según el actor, recibió a los hombres, quienes "sacaron una chequera y dijeron: 'mañana es el cumpleaños de la hija de mi patrón, ponga usted la cantidad, hasta un millón de dólares'. Se me heló el cuerpo. No esperaba una cosa así", agregó.

¿Verdad o sólo rumores?

Desde que Roberto Gómez Bolaños, quien además interpretó personajes como "El Chavo del 8" y "El Chapulín Colorado"; se lanzó a la fama, siempre estuvo en el centro del ojo público. Gracias al éxito del comediante, muchas celebridades y figuras públicas querían tenerlo como invitado en sus programas y reuniones.

Es por esta razón, que no es de extrañar, que en el transcurso de su carrera artística diversos rumores y polémicas lo hayan acompañado, incluyendo esta que sostiene que recibió impresionantes sumas de dinero de parte de Pablo Escobar.

Finalmente, Carlos Villagrán afirmó haberse sentido orgulloso y tranquilo por no participar de esas "narcofiestas", en donde Escobar pagaba un millón de dólares por sólo un día de reunión.